¿Qué se necesita para cambiar el nombre en el recibo de la luz?

Cambio de titular de luz

Cambiar de titular supone transferir la responsibilidad del contrato eléctrico de un usuario a otro, quien adquirirá los derechos que derivan de él como el pago de las facturas o las posibles deudas.


Ayuda gratuita
telefono

Infórmate para hacer un cambio de titular

91 076 96 45 91 076 96 45

¿Cómo hacer un cambio de titular de luz? Requisitos

El cambio de titular de luz es una gestión que, según la comercializadora, puede hacerse por mediación del teléfono, por correo electrónico, a través del área de clientes o de manera presencial en las oficinas comerciales tantas veces como sean necesarias.

 

¿Con qué compañías quieres hacer el cambio de titular de luz?

  
  

 

La forma de hacer efectivo el cambio de nombre en el recibo de la luz es entregando una serie de documentación a la comercializadora. Hay ciertas diferencias en los documentos a entregar, pero generalmente las compañías solicitan lo siguiente:

  • Datos personales del antiguo titular: nombre completo.
  • Datos del nuevo titular: nombre, apellido y DNI.
  • Dirección postal del punto de suministro.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS).
  • Copia de la escritura de la casa o del contrato de alquiler.
  • Cuenta corriente para domiciliar las facturas (20 dígitos).

El cambio de titulidad de luz es una trámite que se puede hacer simultáneamente junto a un cambio de compañía o tarifa, ya que el nuevo titular no está obligado a acogerse a las tarifas existentes pudiendo elegir la tarifas más adecuada a su consumo.

Preguntas frecuentes sobre el cambio de titular de luz

¿Cuánto tiempo tarda el cambio de titular eléctrico?

El cambio de titularidad en el contrato de la luz suele hacerse efectivo en un plazo aproximado de 1 a 20 días desde la solicitud y aceptación a trámite de la compañía. De hecho, la comercializadora debe esperar al cierre del periodo de facturación para hacer el cambio. Por ello, el nuevo inquilino recibirá una última factura a nombre del anterior titular.

¿Cuánto cuesta realizar un cambio de titularidad de luz?

Cambiar el titular del contrato eléctrico es un trámite completamente gratuito. Se trata de una gestión meramente burocrática que puede hacer con cualquier compañía y que no requiere abonar ningún tipo de coste.

¿Cambio de titular de luz o cambiar la domicialición bancaria?

Esta disyuntiva suele darse habitualmente en viviendas de alquiler. El propietario del inmueble podría decidir mantener el contrato de luz a su nombre, cambiando únicamente el número de cuenta bancaria por el del nuevo inquilino.

No es, sin embargo, una opción recomendable, dado que si el inquilino contrae una deuda por impago, será el propietario, como titular del contrato, quien tenga que afrontar la deuda con la compañía. Además de no poder realizar modificaciones en el contrato de luz, como un cambio de potencia, comercializadora o tarifa, sin autorización del titular.

¿Se puede cambiar de titular si existe una deuda?

Para realizar un cambio de titular del contrato de electricidad se puede proceder de dos maneras:

 Cambio de titularidad sin subrogación de deuda: el nuevo inquilino podrá desprenderse de la resposibilidad de afrontar la deuda presentando el contrato de compraventa o alquiler que verifique que no ocupaba la vivienda durante la contracción de la deuda.

 Cambio de titularidad con subrogación de deuda: si el inquilino no prueba que la deuda no es suya, deberá afrontarla en el plazo marcado por al comercializadora.

¿Cuándo es recomendable hacer un cambio de titular en el contrato de luz?

Con el fin de evitar problemas o hacer frente a deudas que no nos corresponden, el cambio de titular en el contrato de la luz es la medida más adecuada. De hecho, hay situaciones en las que incluso se convierte en una acción casi obligatoria:

      Alquiler o compraventa.

      Fallecimiento.

      Divorcio.

En cualquier caso, es recomendable que el anterior propietario no solicite la baja del suministro, permitiendo que el nuevo inquilino se ahorre el coste por dar de alta la luz y pueda realizar el cambio sin asumir ningún coste.

Cambiar de titular en caso de fallecimiento

En caso de fallecimiento de una persona, la responsabilidad del inmueble recae sobre sus familiares directos (cónyuges, padres, hijos o hermanos) o un heredero, que deberán asumir la responsabilidad de los suministros. Será en ese momento cuando podrán realizar el cambio de titular por fallecimiento.

Es aconsejable, si la vivienda va a quedar inhabitada, dar de baja la luz para evitar enganches ilegales, cuyo coste correría a cuenta del titular del contrato. Si, por el contrario, los herederos deciden quedarse con la vivienda es recomendable bajar la potencia eléctrica para pagar el coste fijo mínimo en la factura de luz.

Cambiar de titular por divorcio

Otra de las razones más habituales para llevar a cabo un cambio de titular de luz es por divorcio. Es importante saber que aquel cónyuge que permanezca en la vivienda tendrá que poner a su nombre el contrato de la luz, eximiendo al otro de toda responsabilidad y obligación con el suministro (pago de facturas o deudas).

Cambio de titular de luz por alquiler o compraventa

Es una práctica más que habitual que en las viviendas de alquiler o compraventa se realice un cambio de titular de luz entre el propietario y el inquilino para que éste se convierta en el responsable del suministro eléctrico.

Si el suministro está dado de baja, habrá que solicitar de nuevo el alta y los coste de esta operación al cargo del nuevo inquilino al ser el titular de la vivienda.

Cuando un usuario entra en una vivienda de alquiler o de segunda ocupación, es importante comprobar y anotar la lectura del contador desde ese primer momento para asegurar que no cobran ese consumo en la primera factura, pues le corresponde al anterior inquilino.

En el caso concreto de una vivienda de alquiler, toda vez que termina el contrato y no se quiere renovar, el inmueble debe ser entregado en las mismas condiciones en que se arrendó y le corresponde al propietario de la vivienda cursar los procedimientos pertinentes para hacer el cambio de titular. En caso contrario, el inquilino está en su derecho de dar de baja la luz para evitar ser el responsable de las facturas.

Actualizado el