¿Cómo y cuándo cambiar el titular de luz y gas con Iberdrola?

Cambio de titular de luz y gas de Iberdrola

La solicitud del cambio de titular con Iberdrola puede hacerse tantas veces como sean necesarias. Es un trámite gratuito que suele tardar entre 5 y 7 días hábiles.


Un cambio de titular implica ceder la responsabilidad de los contratos de luz y gas a otra persona. Esto convierte al nuevo titular en el encargado de pagar las facturas y realizar todas las gestiones que considere necesarias.

1

Contactar con Iberdrola

Se puede tramitar un cambio de titular con Iberdrola a través del teléfono de atención al cliente u online.

2

Aportar la documentación

Será necesario aportar una serie de documentos relativos al nuevo y antiguo titular y al punto de suministro.

3

Esperar el plazo marcado

Tarda en completarse de 1 a 20 días hábiles. Ese plazo varía si se hacen simultáneamente otros trámites.

Iberdrola permite hacer un cambio de titularidad siempre que sea necesario, sin restricciones ni costes. Sin embargo, existen determinadas situaciones en las que esta gestión es altamente recomendable:

 

¿Cómo hacer un cambio de titular con Iberdrola online?

Para realizar un cambio de titular con Iberdrola online basta con rellenar el siguiente formulario disponible en la web de la compañía. Una vez cumplimentado, simplemente será necesario enviarlo junto al resto de documentos requeridos al correo electrónico @[email protected].

Cambiar de titular con Iberdrola por teléfono

Desde el teléfono gratuito de atención al cliente de Iberdrola se puede realizar un cambio de titularidad: 900 225 235.

El proceso telefónico discurre de la misma forma que por correo electrónico. Y es que Iberdrola requerirá la información del nuevo y el antiguo titular, así como una serie de documentos relativos al punto de suministro.

Documentos necesarios para cambiar la titularidad con Iberdrola

Independientemente del canal seleccionado para hacer un cambio de titular con Iberdrola, el nuevo titular deberá entregar la siguiente documentación:

  • Nombre y datos personales del antiguo titular.
  • Nombre y datos del nuevo titular.
  • Código CUPS.
  • Dirección postal del punto de suministro.
  • Número de contrato.
  • Cuenta bancaria del nuevo titular del contrato.

En aquellas situaciones especiales en las que esta gestión es recomendable, Iberdrola requiere de una información extra que justifique el motivo del cambio de titular.

  En caso de fallecimiento, será necesario el certificado de defunción y la declaración de herencia donde se asigna el nuevo encargado de la vivienda.

  En caso de alquiler o compraventa, se pedirá el contrato de arrendamiento en vigor, el contrato de compraventa y el certificado de empadronamiento en el domicilio donde se encuentra el punto de suministro.

  En caso de divorcio, será necesario presentar la sentencia de divorcio.

¿Cuánto cuesta el cambio de titular con Iberdrola?

Hacer un cambio de titularidad de luz o gas con Iberdrola es gratuito. No obstante, si esta gestión va acompañada de una modificación de potencia contratada o un cambio de compañía con permanencia, este cambio sí pasará a tener un coste asociado.

¿Cuánto tarda en hacer una cambio de titular con Iberdrola?

El plazo que maneja Iberdrola para completar un cambio de titular es entre 1 y 20 días. Este periodo puede variar si se realiza simultáneamente otra gestión o no se entrega correctamente la documentación solicitada.

Cambio de titular por fallecimiento con Iberdrola

El cambio de titular por fallecimiento le corresponde hacerlo de forma obligatoria a los familiares directos o a los herederos, quienes pasarán a ser responsables del suministro y, por tanto, del pago de las facturas.

Se recomienda que si la vivienda va a quedar vacía durante un largo periodo de tiempo, cancelar el suministro para evitar la posiblidad de enganches ilegales. Por el contrario, si los herederos dedicen quedarse el inmueble, lo más aconsejable es bajar la potencia contratada para pagar el coste fijo mínimo en la factura.

¿Cómo cambiar el titular con Iberdrola en caso de alquiler?

Los alquileres y las compraventas son los escenarios más proclives para hacer un cambio de titular. Suele llevarse a cabo para que el propietario del inmueble ponga al inquilino como responsable del suministro, es decir, del pago de las facturas y el encargado de hacer frente a cualquier tipo de deuda que pueda generar.

Si el suministro está dado de baja, el nuevo inquilino o titular deberá solicitar un nuevo alta a Iberdrola y pagar los costes correspondientes.

En caso de que el contrato de alquiler termine y no se quiera renovar, el inmueble debe ser entregado en las mismas condiciones en que se arrendó y le corresponde al propietario de la vivienda cursar los procedimientos pertinentes para volver a ser el responsable del suministro. En caso contrario, el inquilino está en su derecho de suspender el contrato de luz o gas para evitar ser el responsable de las facturas.

Cambio de titular con Iberdrola por divorcio

Iberdrola también contempla el cambio de titular por divorcio. Forma parte de uno de los múltiples trámites que tiene que afrontar un pareja en pleno proceso de separación y siempre genera la siguiente pregunta: ¿Quién pagará las facturas de luz y gas tras el divorcio?

En los casos de divorcio, el responsable de pagar las facturas y afrontar las posibles deudas es aquel de los cónyuges que vaya a permanecer en la vivienda, quien a su vez adquirirá la total libertad para modificar diferentes aspectos del contrato: cambiar a una tarifa de luz más barata, ajustar la potencia eléctrica contratada, etc.

En ocasiones, el cónyuge que abandone la vivienda no quedará exento de pagar los recibos de luz y gas, pues éstos podrían ser considerados gastos ordinarios de la vivienda y, como tal, tendrán que tenerse en cuenta a la hora de calcular la manutención. Este caso también se aplica si la pareja tiene hijos y éstos permanecen en el inmueble.

¿Se puede hacer un cambio de titular con una deuda pendiente?

Puede darse la situación en que, en el momento del cambio de titular, la vivienda lleve adherida una deuda del antiguo propietario o inquilino. Ante ello, Iberdrola establece dos formas de afrontar un adeudo:

 Cambiar el nombre del contrato con Iberdrola sin subrogación de deuda: el nuevo inquilino puede indicar mediante el contrato de compra o alquiler que no ocupaba la vivienda durante la contracción de la deuda.

 Cambio de la titularidad con Iberdrola con subrogación de deuda: si el inquilino es incapaz de demostrar que la deuda no es duya, Iberdrola marcará un plazo para pagarla.

Preguntas frecuentes sobre el cambio de titular con Iberdrola

¿Cambiar el titular o la domiciliación bancaria con Iberdrola?

Cambiar el número de cuenta solo hace que el pago de las facturas se domicilie en una cuenta distinta. Esta opción es poco recomendable dado que si el inquilino contrae alguna deuda por impago, será el propietario, como titular del contrato, quien tenga que responder a ella.

¿Cambio de titular o dar de baja del suministro con Iberdrola?

El tiempo que vaya a quedar la vivienda vacía marcará una u otra decisión. Si se sabe qué hacer con la vivienda en el corto plazo (venta o alquiler rápidos), lo mejor es hacer un cambio de titular. Por el contrario, si no existe interés en el inmueble y va a estar desocupada mucho tiempo - a expensas de posibles enganches ilegales -,lo recomendable es dar de baja el suministro eléctrico.

¿Quieres hacer un cambio de titular con otra compañía?

Actualizado el