¿Cómo calcular la factura de la luz? Aprende a entender tu recibo

Energy Call

Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas

Nuestros expertos en energía te resolverán todo el proceso para que no tengas que preocuparte de las gestiones. Así de fácil!

Factura de la luz

La factura de la luz es el recibo que emiten las comercializadoras donde se justifica y desglosa el importe a abonar por el suministro de luz, dependiendo de la energía que haya consumido el cliente en el periodo de facturación indicado.


Entender la factura de la luz: ¿Cómo calcular el recibo de la luz?

La factura de la luz es el documento que refleja el importe que debe abonar el cliente a su comercializadora por haber recibido suministro eléctrico durante un periodo de tiempo concreto. En ella se refleja la cantidad de electricidad que se ha consumido.

Su importe dependerá en parte de la tarifa contratada, distinguiendo entre las tarifas PVPC o tarifas reguladas por el estado, donde el precio es fijo, y las tarifas de libre mercado, cuyos precios son fijados por la comercializadora. Además de la tarifa contratada, en el importe de la factura de luz influyen una serie de conceptos tales como:

 Término de Potencia: Es la potencia eléctrica que ha contratado el cliente. Es un importe fijo que se mide en kilovatios y se abona siempre, haya habido consumo o no. La comercializadora decide el formato para calcular el importe, pudiendo ser kW/h, kW/día o kW/año. A continuación te ayudamos a calcular tu potencia eléctrica aquí.

  • Calcular la potencia eléctrica contratada
  • Término de potencia = Precio del kW * kW contratados * Días de facturación
  • Ejemplo: 0,1301 €/kW * 5,5kW * 58 días = 41,51€

 Término de Consumo: Es el término variable de la factura de la luz, por lo que su importe depende del consumo eléctrico que realice el cliente en el periodo de facturación. Este término se mide en kWh, y su precio lo determinan la cantidad de energía consumida por el precio del kWh establecido en la tarifa

  • Calcular el consumo eléctrico
  • Término de consumo = kWh consumidos * precio del kWh
  • Ejemplo: 426kWh * 0,1419 = 60,48€

 Impuesto sobre la electricidad: Está regulado por el gobierno, y es obligatorio para todos aquellos usuarios que tengan contratado un suministro eléctrico, independientemente del uso que le den. Este impuesto es ajeno al IVA, pues se aplica sobre los términos de potencia y de consumo. Tiene un porcentaje del 5,113%.

  • Calcular el impuesto sobre la electricidad
  • Importe del impuesto eléctrico = 5,113% * (término de potencia + término de energía)
  • Ejemplo: 0,05113 * (41,51€ + 60,48€) = 5,21€

 Alquiler de equipos: Hace alusión a los aparatos de medición, es decir, al contador de luz. La mayoría de usuarios disponen de este en régimen de alquiler siendo propiedad de la distribuidora. Es posible comprar el equipo y ocuparse de su mantenimiento para evitar estos costes.

  • Calcular el precio de alquiler de contador
  • Coste del alquiler del contador = Días * Precio diario establecido por la compañía
  • Ejemplo: 58 días * 0,0265 = 1,54€

El precio del alquiler de contadores varía en función de la distribuidora a la que pertenece el contador en alquiler, sin embargo, el gobierno establece unos precios máximos. Estos precios son los siguientes:

Tipo de contador Precio
Contadores monofásicos sin discriminación horaria ni telegestión 0,54 €/mes
Contadores trifásicos sin discriminación horaria ni telegestión 1,53 €/mes
Contadores monofásicos con discriminación horaria ni telegestión 1,11 €/mes
Contadores trifásicos con discriminación horaria ni telegestión 2,22 €/mes
Contadores monofásicos con discriminación horaria y telegestión 0,81 €/mes
Contadores trifásicos con discriminación horaria y telegestión 1,36 €/mes

 IVA: Al precio final de la factura de la luz, se le aplica el Impuesto sobre el Valor Añadido, es decir, el importe final se incrementa un 21%.

  • Calcular el IVA
  • El IVA es un incremento del 21% sobre el importe final de la factura (término de potencia + término de consumo + Impuesto sobre la electricidad + alquiler de contador).
  • Ejemplo: 0,21 * (41,51€ + 60,48 + 5,21€ + 1,54€) = 131,59€

La suma del importe calculado de cada uno de estos conceptos, será el precio final del recibo de luz.

Es posible que algunas facturas de luz incluyan otros conceptos, por ejemplo el servicio de mantenimiento.

El recibo de la luz puede ser electrónico o en papel, a elección del cliente, aunque cada vez hay más comercializadoras que se suman a la iniciativa de emitirlos exclusivamente de manera electrónica (emitido al correo electrónico indicado por el titular).

A continuación, vamos a ver y explicar las distintas partes de una factura de luz. Pese a la multitud de comercializadoras existentes, todas las facturas recogen la misma información de forma muy similar a la siguiente:

Factura de luz

 Datos de la factura de luz

Recoge el número de la factura, el número de contrato (referencia), el periodo de facturación y la fecha de emisión y cobro de la factura.

 Datos personales y Punto de suministro

 Resumen de la factura de la luz

El cliente encontrará un resumen de los importes (potencia, energía, impuestos y alquileres) a los que debe hacer frente en el periodo de facturación vigente.

 Datos de pago

 Consumo eléctrico y Lectura de contador

En este apartado el cliente podrá ver los detalles de su consumo eléctrico tales como:

  • Lectura real tanto del actual periodo de facturación como del anterior
  • Consumo en el periodo
  • Consumo medio
  • Evolución y comparativa del consumo mensual y anual

 El usuario también podrá visualizar en este área el consumo exacto en kWh mostrado a través de la lectura de contador. La lectura de contador es la gestión por la cual la comercializadora puede saber el consumo exacto que ha realizado el usuario y así poder proceder a su facturación mediante el recibo de la luz. Si el cliente no cuenta con un contador digital, deberá ser él quien la aporte a través del área de clientes de su comercializadora o a través de los medios de contacto de los que ésta disponga.

Factura de la luz

 Datos del contrato

El usuario encontrará tanto sus datos personales como los datos del punto de suministro eléctrico, destacando el siguiente concepto con el que los usuarios han de estar familiarizados:

 Código CUPS: es un código de 20 dígitos precedido por las letras ES que identifica cada punto de suministro de electricidad. Cada vivienda tiene su propio código CUPS.

 Distribuidora: El cliente también podrá ver aquí cuál es la distribuidora a la que pertenece.

 Factura detallada

En este apartado del recibo de luz, el cliente encontrará el importe detallado y de donde proviene cada gasto. Aquí podrá encontrar los términos ya mencionados anteriormente (potencia contratada, término fijo y variable, impuestos, etc), además de otros conceptos relevantes tales como:

 Peaje o tarifa de acceso: Son los costes que genera la comercializadora al darnos acceso a la red eléctrica (transporte, distribución de la electricidad, gestión comercial, etc). Estos varían en función de la potencia contratada, de la tensión eléctrica o de los periodos de discriminación horaria.

 Desglose del importe de la factura

Análisis del importe final de la factura, dividido entre:

  • Impuestos
  • Coste de producción de la electricidad
  • Costes regulados (coste de las redes de transporte y distribución, incentivos a las energías limpias y otros costes)

¿Cómo ahorrar en la factura de la luz?

Ahorrar en la factura de la luz es más sencillo de lo que parece, simplemente hay que aplicar una serie de cambios en el contrato de luz y seguir una serie de consejos indispensables para un mayor ahorro en el consumo eléctrico:

 Ajustar la potencia eléctrica:

Gran parte de los hogares españoles cuenta con una potencia eléctrica superior a la necesaria, por lo que una reducción de potencia supondrá un gran ahorro en la factura eléctrica. Para ello el usuario deberá realizar previamente un cálculo de potencia. Por ejemplo, una reducción de 1,5 kW de potencia pueden suponer un ahorro de prácticamente 50€ al año en tu recibo de luz.

El cliente deberá tener en cuenta que las distribuidoras eléctricas solo permiten cambiar la potencia contratada una vez al año y además tiene unos costes establecidos.

 Cambiar de tarifa:

Cambiar la tarifa contratada puede suponer también un ahorro importante en el recibo de la luz. El usuario deberá realizar una comparativa de tarifas de las distintas comercializadoras y escoger la que mejor se adapte a sus necesidades. Para ello tiene varias opciones:

  • Cambiar de comercializadora
  • Cambiarse a una tarifa con discriminación horaria
  • Cambiar a una tarifa PVPC
  • Cambiar a una tarifa plana

Este proceso es gratuito y puede tardar en llevarse a cabo entre 15 y 20 días, dependiendo de la comercializadora, pues tendrá que esperar a que cierre el periodo de facturación vigente de la anterior tarifa.

Consejos y trucos para ahorrar en la factura de la luz

A continuación descubre una lista de consejos y trucos para ahorrar en la factura de la luz basados en el hábito de consumo:

  • Utilizar programas de lavado en frío en lavadora y lavavajillas (entre 40 y 60 grados)
  • Apagar los aparatos electrónicos en vez de dejarlos en Stand by
  • Alejar la nevera de las fuentes de calor (horno y vitrocerámica o cocina de gas) y mantenerla entre 3 y 7 grados.
  • Reemplazar las bombillas halógenas por unas LED de bajo consumo
  • Programar los electrodomésticos que más energía consumen en períodos de madrugada, cuando la electricidad está más barata en tarifas con discriminación horaria.
  • No subir de manera brusca la temperatura del termostato o radiadores para calentar el inmueble al momento.
  • Procurar aislar las zonas climatizadas, para evitar un gasto energético innecesario.

¿Cada cuánto viene la factura de la luz?

El periodo de facturación eléctrica depende de si el cliente tiene contratada una tarifa en el mercado regulado o si por el contrario dispone de una tarifa del mercado libre.

Aquellos clientes que tengan contratada una tarifa en el mercado regulado, es decir una tarifa PVPC regulada por el gobierno, recibirán su recibo de la luz de manera mensual.

Por el contrario, para los clientes con una tarifa en el mercado libre, el periodo de facturación dependerá del tipo de tarifa contratada y de la comercializadora que le suministra. Por lo general este periodo es bimensual, pero la mayoría de compañías permiten solicitar la facturación mensual.

Los usuarios que estén dados de alta en el área de clientes de su respectiva comercializadora podrán solicitar la facturación electrónica y podrán consultar y descargarlas en todo momento. También podrán solicitar ahí mismo un cambio de su periodo de facturación según la compañía.

¿Cómo pagar la factura de luz?

Existen distintos métodos para que el usuario pueda pagar la factura de la luz, aunque dependerá de la comercializadora con la que tenga el contrato. Estos métodos son los siguientes:

  • Domiciliación bancaria: Es el método más empleado y más sencillo. Consiste en facilitar los datos bancarios a la compañía y esta ya se encarga de cobrar el importe del recibo de luz de manera automática. El cliente podrá modificar estos datos siempre que quiera poniéndose en contacto con la compañía o a través de su área de clientes.
  • Pago online: Gran parte de las comercializadoras del mercado eléctrico ofrecen a sus clientes la posibilidad de pagar el recibo de la luz a través de su área de clientes o a través de la propia web o aplicación móvil de la compañía. Para ello habilitan un espacio en el que el usuario simplemente deberá seleccionar la factura e ingresar sus datos de pago.
  • Pago de forma presencial: Es el método menos empleado. Los clientes deberán personarse en una oficina de su compañía o acudir con la factura a una entidad bancaria y abonarlo ahí mismo. Algunas compañías, como EDP, permiten también el pago en las oficinas de Correos.
91 076 96 45
Quiero que me llamen