¿En qué casos es recomendable cancelar el suministro de luz con EDP?

Dar de baja la luz con EDP

Dar de baja la luz con EDP es una gestión que implica dejar la vivienda sin suministro eléctrico. Recomendable si va estar mucho tiempo desocupada. Te explicamos cómo hacerla, su coste y plazo.


¿Cómo dar de baja la luz con EDP?

Dar de baja la luz con EDP es una gestión muy recomendable cuando una vivienda va a quedar por mucho tiempo deshabitada. Únicamente el titular del contrato está autorizado para llevar a cabo este trámite, siempre que cumpla con los requisitos y plazos impuestos por la comercializadora.

La notificación de los clientes de EDP a la compañía sobre la cancelación del suministro eléctrico puede hacerse a través de diferentes vías: teléfono, online o en las oficinas comerciales. En la siguiente tabla aparecen los canales de atención al cliente de EDP destinados a tramitar una baja de luz:

Canales de atención al cliente para dar de baja la luz con EDP
Canal Contacto
Teléfono de atención a cliente de EDP 900 907 000
Teléfono de atención al cliente de Baser COR 900 902 947
Solicitud de baja online de EDP Formulario
Oficinas comerciales de EDP Puntos de atención al cliente de EDP

Con carácter general, el horario de las oficinas comerciales de EDP es de lunes a viernes de 09:00 - 14:00 horas a 16:00 a 19:00 horas.

Independientemente del método elegido para dar de baja la luz con EDP, la compañía solicita al cliente una serie de requisitos, todos ellos presentes en las facturas de luz y en el Documentos Nacional de Identidad:

  • Documentos para dar de baja la luz con EDP:
  • DNI, teléfono y correo electrónico del titular del contrato.
  • Dirección postal del punto de suministro.
  • Número de contrato o, en su defecto, un extracto del número de cuenta en el que se domicilia el pago.
  • CUPS.

En el momento en que se comunica la cancelación del contrato y se hace entrega de toda la documentación, EDP se pondrá en contacto con la distribuidora de la zona para que envíe un técnico a retirar el contador de luz.

¿Cuándo es recomendable dar de baja la luz con EDP?

La cancelación del suministro de luz de EDP es altamente recomendable cuando la vivienda va a quedar desocupada durante mucho tiempo, sin previsión de venta o alquiler inmediatos.

El coste por mantener un inmueble completamente vacío se corresponde con el término fijo, se consuma o no. Así como los diferentes conceptos regulados. Es recomendable dar de baja la luz dado que si surgen problemas, como los enganches ilegales, el titular del contrato es el responsable de afrontar cualquier sobrecoste o multa.

Por ello, existen escenarios concretos en los que la baja del suministro eléctrico es recomendable:

 Dar de baja la luz por fallecimiento: en el momento en el que el titular del contrato fallece, los herederos se convierten en los máximos responsables de ese contrato. Si la vivienda no va a ser ocupada, lo mejor es dar de baja el suministro eléctrico.

 Dar de baja la luz por divorcio: en el caso de que los dos cónyuges se separen y decidan no permanecer en la vivienda.

 Dar de baja la luz por compra-venta: es el caso más habitual para rescindir el contrato eléctrico de cara a evitar situaciones conflictivas como enganches ilegales.

No siempre es posible dar de baja el suministro eléctrico y otras veces no es recomendable. En este último caso cabe destacar dos situaciones en los que la cancelación del suministro no es la mejor opción por cuestiones económicas:

 Traspasar el contrato eléctrico de un inquilino a otro en el marco de un alquiler no necesita más que un cambio de titular. De manera que el nuevo inquilino se convierte en el único responsable del consumo de luz.

 En las segundas residencias - en las que la ocupación suele ser menor - no merece la pena dar de baja la luz, teniendo en cuenta el coste de reactivación del suministro. En este caso, lo más aconsejable es bajar la potencia eléctrica contratada para optimizar el ahorro.

¿Cuánto cuesta dar de baja el contrato de luz con EDP?

La decisión de los clientes de EDP de dar de baja el contrato eléctrico no lleva implícito coste alguno, salvo que se trate de un contrato con permanencia. En tal caso, el cliente podría enfrentarse a penalizaciones económicas.

Si el cliente quiere abandonar EDP puede pagar por anticipado todas las cuotas que le corresponden hasta cumplir con el año de permanencia, o bien penalizar pagando un 5% del precio del contrato por la energía estimada pendiente.

Las únicas tarifas con permanencia en EDP son las dirigidas a la empresas, que cuentan con un compromiso de un año.

Por otro lado, cancelar el contrato eléctrico con EDP tiene que ser una decisión meditada porque los costes para volver a tener suministro de luz en una vivienda son altos. Hay que tener en cuenta la vigencia de tres años de los derechos de extensión y el periodo de 20 años del Boletín Eléctrico.

¿Cuánto se tarda en dar de baja la luz en EDP?

Desde que el cliente notifica su decisión de cancelar el contrato de luz, EDP dispone de 10 días para iniciar los trámites para dar de baja la luz. En ese periodo la compañía, entre otras cosas, verificará la existencia de facturas pendientes de pago.

Durante la tramitación de la baja de luz EDP no puede dar la orden a la distribuidora de cortar el suministro eléctrico.

Si transcurridos 10 días desde la comunicación el contrato sigue estando activo, el cliente podrá elevar una queja y poner una reclamación a EDP rellenando el siguiente formulario.

¿Puedo dar de baja la luz con EDP siempre que quiera?

El cliente de EDP es libre de decidir cuándo cancelar el contrato de luz, sin embargo debe cumplir con algunas condiciones para que la compañía acepte su postura.

Tener todas las facturas de EDP pagadas es uno de esos requisitos fundamentales para dar de baja la luz. En caso de pago prolongado, EDP puede solicitar al distribuidor la suspensión inmediata del suministro, lo que no exime al cliente de abonar la deuda correspondientes y los intereses devengados.

Otro motivo por el que se puede impedir una baja de luz con EDP es que el cliente se encuentre inmerso es un proceso de modificación de algún elemento del contrato. Esto puede ser un cambio de titular, un cambio en el número de cuenta o un cambio de potencia. En tal situación, el cliente deberá esperar a la conclusión de dicho proceso para tramitar la baja de luz.

Actualizado el
91 076 96 45
Quiero que me llamen